América Latina en Movimiento

Cultuur

Gabriel Aguilera
Jueves, 24 Mayo 2012 11:19

Érase una vez un charango

Por: Noticias

El músico Gabriel Aguilera nació en Chile y con solo 16 años aprendió a tocar instrumentos originarios de las montañas de los Andes. El charango, la flauta de pan, la quena, la guitarra, ciertos instrumentos de percusión… desde entonces no ha parado de crear música.

En el año 1979 este músico estableció su vida en Holanda. Como miembro de la “Banda del sur”, más tarde la “Winanda del sur”, dio numerosos conciertos en teatros holandeses, así como una gran gira por ciudades chilenas en el año 1999.

La leyenda del charango

Comprender los orígenes del charango supone remitirse a fuentes que testifican la llegada y curso que siguieron los instrumentos de cuerda llegados desde España al continente latinoamericano, durante la colonización del siglo XVI.

Aunque no son datos fehacientes, estos apuntan a que el charango es un instrumento descendiente de la vihuela y de la guitarra barroca. Que nació en algún lugar del virreinato del Perú entre los siglos XVI y XVII. En algunas zonas de Perú y Bolivia aun pueden encontrarse charangos fabricados con las características de la guitarra barroca. 

Los indios y mestizos se hicieron muy pronto con los instrumentos, tomando parte activa en la escena musical del Perú Colonial, dominando su fabricación y manejo. El hecho de usar el caparazón de un armadillo para la caja armónica de este instrumento ha creado una gran fascinación por él, dando lugar a una serie de mitos y leyendas en torno a su origen. 

Fue a mediados del siglo XX cuando el charango salió de su anonimato y empezó a difundirse por todo el continente latinoamericano. 

Los Andes en una iglesia

 El pasado 22 de mayo, la pequeña iglesia de Nossa Senhora de Fátima, en la ciudad de Amsterdam, acogió uno de los conciertos más originales y hermosos, “Er was eens een charango”, bijzondere muziek uit de Andes, (“Érase una vez un charango”, música especial de los Andes).

Una banda formada por seis miembros, entre los que se encontraba el propio Aguilera, tocaron en acústico durante dos horas composiciones de música criolla del Barroco del siglo XVIII en América Latina. Así como música popular de Argentina, Bolivia, Chile, Perú y Venezuela. Acercando al público la profundidad de los diferentes géneros folclóricos, los rasgos, el temperamento y la forma de entender la vida de la región.

Rodrigo E. Cortés Juantok, nacido en Copiapó, Chile, en 1973. Un músico autodidacta, virtuoso de la guitarra. Pasa sin esfuerzo de un vals peruano a una romántico bolero. Tocar y cantar es su pasión. Después de estudiar acústica en la Universidad Austral en Valdivia, Chile, se instaló en 2001 en los Países Bajos.

Álvaro Pinto Lyon, nacido en Santiago, Chile, en 1971. Graduado en 1997 en Santiago de Chile en guitarra clásica y oboe, interpreta los instrumentos de cuerda sin esfuerzo, los instrumentos de viento no tienen misterio para él, además de usar su voz de tenor con pasión y convicción.

Daniel Smith, nació en 1954 en Santiago, Chile y vive en Holanda desde 1978. Un versátil músico, actor y acróbata. Daniel estudió un conservatorio de Chile Santiago y tocaba en la orquesta nacional. En 1978 continuó sus estudios en el conservatorio de La Haya. Fuera de la música, se dedica a la acrobacia, es profesor de taichí y músico de la Escuela de Teatro de Amsterdam. Además, compone coreografías para el cine.

Carlos Renato Freyggang, también chileno, nacido en 1956. Después de graduarse de la Universidad de Chile, ingresó en el Conservatorio de Rotterdam, en el departamento de música, donde se especializó en flauta, saxofón y percusión latina. En el Barroco Andino ha mezclaso la música clásica con instrumentos andinos como la quena y la zampoña.

Y la integrante más joven del grupo, la noruega Henrikke G. Rynning. Kika, como la llaman sus amigos, es la "vikinga" integrada en la música latinoamericana. Rynning estudió violonchelo en Oslo y después se especializó en música antigua y violonchelo barroco. Actualmente, también está involucrada en el proyecto de una ópera en Noruega.

El debut de un grupo veterano

"Érase una vez un charango" nació en diciembre de 2011, tras unir a todos sus componentes en la idea de Gabriel Aguilera de crear un grupo original y diferente. Con el que "tocar una historia, una idea, un mensaje", según explica el propio Aguilera. El músico asegura que este concierto es el segundo que ofrecen y que ha servido un poco "como ensayo para muchos otros". Aguilera es un músico versátil que reparte su vida entre Holanda e Italia, país al que viaja con frecuencia y del que dice "ama la forma de vivir tan diferente que allí se tiene".

El músico asegura que hoy en día resulta complicado vivir de la música y que este oficio ha "conocido tiempos mejores". Nos explica que la mayoría de los componentes del grupo tienen trabajos paralelos al de la música.  Aguilera, por ejemplo, se dedica también a construir hermosos instrumentos. Ha participado además en el largometraje dirigido por su hija, Paloma Aguilera Valdebenito, que fue estreno en el Nederlands Film Festival, "Entre Nosotros".

Guitarra española, chelo, maracas, percusión y por supuesto el charango, fueron los instrumentos con los que, por un rato, esta banda nos transportó a lugares lejanos y mágicos. 

Una joya musical para todos los públicos al alcance de nuestra mano. 

 
Érase una vez un charango

Reageer